Todo lo que debes tener en cuenta antes de una reforma

Todo lo que debes tener en cuenta antes de una reforma
21 julio, 2022

Si quieres hacer una reforma en tu vivienda y no sabes como empezar a continuación te mostramos 5 puntos que deberás tener en cuenta antes de iniciar una reforma. Pero primero debes saber que se trata de un proceso complejo y en algunas ocasiones se alarga en el tiempo por lo que lo primero que te recomendamos es tener paciencia.

  1. Lista de necesidades

Cuando tomas la decisión de hacer una reforma viene desencadenado por varios factores. “Las principales razones que llevan a cualquier persona a realizar una vivienda en su hogar es que las instalaciones se encuentran en mal estado, la vivienda no se adapta a su estilo de vida y el estilo es muy anticuado o quiere adaptarlo a sus gustos. Incluso en muchos casos se debe a la suma de varios motivos”, explican desde Geneo, empresa constructora de Madrid que realiza trabajos de rehabilitación y obra nueva.

Por esta razón se debe hacer una lista de lo que se necesita reformar y se recomienda que se haga por orden de preferencia y/o necesidad ya que se pueden producir diversos problemas como por ejemplo recortes por elevado presupuesto o falta de materiales. De esta manera, teniendo una lista de la importancia que le das a reformar los diferentes espacios y elementos de la casa podrás tomar decisiones más rápidas y meditadas.

  1. Elije la calidad de los materiales

La calidad de los materiales es muy importante y varía mucho tanto el presupuesto final como los profesionales a los que deberás contratar.

Esta calidad puede ser baja si ahora mismo cuentas con poco presupuesto y no te importa ir invirtiendo poco a poco conforme se vayan estropeando las cosas.

Por otro lado, se puede escoger una calidad media gastando un poco más de presupuesto aumentando, generalmente, su durabilidad y apariencia.

Si tu presupuesto es todavía superior podrás elegir una calidad superior para así asegurarte un largo tiempo de uso y una estética perfecta.

Aun que esto sería lo ideal también puedes hacer una mezcla de todas las calidades teniendo en cuenta las zonas que más uso le das o el trabajo de reparación o cambio posterior. Por lo que es aconsejable utilizar una calidad alta en instalaciones ya que la obra en caso de reparación es muy laboriosa e implica el movimiento de mobiliario, tirar paredes y necesidad de muchos profesionales en tu casa.

  1. Guarda referencias fotográficas

A veces cunado no sabemos mucho sobre un tema en concreto es muy difícil explicar nuestra idea debido a que no conocemos los términos técnicos adecuados por ello buscaremos referencias fotográficas que encajen con nuestros gustos e ideas, como dice el dicho “vale más una imagen que mil palabras”.

Estas referencias las podemos encontrar tanto en revistas de diseño y arquitectura como Architectural Digest, páginas web especializadas, empresas de profesionales que actuarán en tu reforma (carpinteros, pintores o electricistas), tiendas con expositores o incluso en las casas de nuestros familiares y amigos. Pero también las puedes ver en redes sociales, especialmente en Pinterest.

Además, consultar lo nombrado anteriormente puede ayudarnos a coger ideas de algunos espacios cuando estamos en blanco y, sobre todo, a conocer más estilos y saber al cien por cien qué es lo que queremos y luego no arrepentirnos de nuestras decisiones.

  1. Busca a un profesional

Quizás esta es la parte más importante de una reforma: contar con buenos profesionales y que se adecuen a nuestras ideas.

Se recomienda consultar a varias empresas profesionales de todos los ámbitos que se van a tratar en la reforma ya que así podrás comparar presupuestos y la relación que tienes con cada uno de ellos para que así se adapte a vosotros.

Algunos interioristas o arquitectos que realizan reformas cuentan ya con profesionales fijos con los que realizan sus encargos como empresas constructoras, pintores, alicatadores, carpinteros, etc. esto puede ser de gran ayuda cuando se te acumula el trabajo ya que evitas contactar por tu propia cuenta con ellos.

  1. Hazlo a tu gusto, pero escuchando a los expertos

Uno de los mayores errores a la hora de hacer una reforma es llevar unas ideas muy fijas y no escuchar a los expertos que están realizando el trabajo.

Ellos deben saber tu estilo de vida, preferencias y gustos por lo que te aconsejarán de manera objetiva en cuanto a materiales, técnicas, configuración de espacios, etc. Debes tener en cuenta que ellos tienen mucho conocimiento en los diferentes ámbitos a tratar ya sea por sus estudios o por su experiencia trabajando en el sector por lo que todas sugerencias que te puedan hacer estarán fundamentadas.

Sin embargo, puede ser que no se adapte del todo con lo que tenías pensado, en este caso hay que comunicárselo de manera clara para que la vivienda quede totalmente a tu gusto ya que serás tú quien la disfrute todo el tiempo.