Todo lo que necesitas para hacer una mudanza tú mismo

Todo lo que necesitas para hacer una mudanza tú mismo
21 diciembre, 2021

Si te vas a mudar próximamente y quieres encargarte tú mismo o misma del proceso para reducir en gastos estás en el artículo perfecto porque te vamos a explicar todo lo que necesitas. Para que puedas conseguirlo con tiempo y el proceso sea lo más sencillo posible.

· Un vehículo grande

El primer punto en la lista es un vehículo grande para poder transportar los muebles y todo tipo de artículos sin la necesidad de hacer innumerables viajes. Seguro que conoces a un familiar o amigo que tiene una furgoneta y te la puede dejar el día de la mudanza.

O si no conoces a nadie que disponga de este tipo de vehículo siempre puedes alquilarlo. Seguro que el alquiler de un día o dos te sale mucho más barato que contratar a una empresa de mudanzas.

“Nosotros contamos con diferentes tipos de vehículos comerciales en alquiler, desde pequeñas furgonetas tipo Caddy a pequeños camiones carrozados. El precio del alquiler puede variar en función del día o la época del año, pero actualmente el importe de la furgoneta pequeña por un día de alquiler se puede encontrar desde 45 euros. Mientras que el camión carrozado saldría desde 110 euros el día”, confirman desde Car Rent Milladoiro, empresa de alquiler de todo tipo de vehículos en Santiago de Compostela.

Así que puede merecer la pena alquilar un día este tipo de vehículos para poder transportar de manera correcta los muebles para que no sufran durante el trayecto. Además, si no tienes grandes muebles o se pueden desmontar con facilidad te bastará con una furgoneta pequeña.

· Herramientas

No estaría de más que para la mudanza te hicieras con una caja de herramientas con utensilios básicos como alicates, martillos o destornilladores. Y es que estas herramientas seguro que las necesitarás en primer lugar para desmontar algunos muebles, pero después también serán necesarias para volver a montarlos en el nuevo hogar.

· Muchas cajas de cartón

Sí, en una mudanza son de gran ayuda las cajas de cartón. Y es que las puedes utilizar para proteger los muebles durante el transporte o almacenar todo tipo de artículos como libros, juguetes o cuadros.

Las cajas de cartón las puedes comprar en grandes superficies comerciales o por Internet. Pero si quieres ahorrarte unos cuantos euros te aconsejamos que las pidas en comercios o supermercados de confianza. Y es que en este tipo de tiendas reciben todos sus productos a diario en cajas de cartón. Tras desembalar los productos van a la basura. Porque seguro que no les importa darte unas cuantas cajas porque las van a tirar. Así podrás conseguir el mismo producto de segunda mano y totalmente gratis.

· Bolsas de rafia y de plástico

Otro artículo que te puede ser de gran ayuda son bolsas. Seguro que en tu casa tienes multitud de bolsas de plástico, tela o de rafia. Pues bien. Este tipo de artículos te pueden ser muy útiles en la mudanza para poder guardar y transportar artículos todo tipo de cosas. Todas aquellas que no hayas podido guardar en las cajas. 

Las bolsas ocupan muy poco espacio por lo que se pueden llenar con ropa, artículos de decoración, alimentos o menaje para llenar los huecos del vehículo utilizado en la mudanza para no tener que hacer muchos viajes.

· Cinta de embalar

Para poder cerrar las cajas de cartón necesitarás cinta de embalar. Aunque este artículo también lo podrás utilizar para otras cuestiones como poner plástico de burbujas a los muebles o artículos más delicados. Así como unir piezas del mismo mueble.

· Rotuladores

Todo el mundo tiene por casas rotuladores o bolígrafos. Pero es importante que guardes unos cuantos para usar el día de la mudanza. Así podrás poner en cada caja qué contiene. Cuestión que te será de gran ayuda para saber (sin la necesidad de abrir la caja) dónde se tiene que guardar, si es prioritario su traslado o puede esperar.

· Plástico de burbujas

Por último, aunque no es necesario si es recomendable disponer de plástico de burbujas. Por si no lo sabes, el plástico de burbujas destaca porque es acolchado y se emplea para envolver productos y evitar que sufran golpes o daños. Por lo que es perfecto para embalar los muebles y artículos más frágiles de un hogar para una mudanza. Se puede comprar en tiendas de bricolaje o ferretería.

Si quieres ahorrar durante la mudanza puedes utilizar textiles para proteger los artículos frágiles. Puedes emplear trapos de cocina, toallas o alfombras.

Deja una respuesta