Abogados al alcance de un click

Abogados al alcance de un click
7 julio, 2020

La era digital afecta todos los rubros y si estos no se adaptan a las nuevas tecnologías y a una nueva dinámica, se pierden de la oportunidad de ampliar sus horizontes y de mantener el negocio en funcionamiento. Esta situación de adaptación a una nueva manera de trabajar, también afecta a los profesionales del derecho, que se han visto en la necesidad de apoyarse en las tecnologías, para conseguir llegar a más personas.

Tratar temas legales, siempre ha sido delicado, pues un paso en falso puede convertirse en un problema que puede tener severas consecuencias a nivel personal, profesional, y en muchos otros aspectos. Por lo que elegir un buen abogado especializado en el área que necesitamos, es indispensable para poder solventar diferentes situaciones de la forma adecuada.

El derecho es amplio, por lo que existen muchas ramas y por ende, muchos abogados especialistas en ellas, de forma que tratar con uno de ellos, es como tratar con un médico. En ningún caso podríamos en las manos de un dermatólogo nuestra salud si tiene que realizarse una operación a corazón abierto, y eso no significa que el dermatólogo no sea un excelente profesional, significa que él no es el indicado para llevar a cabo dicha operación. Lo mismo pasa con los profesionales del derecho, si necesitamos un abogado para negociaciones con una empresa, no buscaremos a un abogado de familia, sino a un abogado corporativo.

Para conocer las opciones que tienen los abogados de sumarse a la era digital, conversamos con los especialistas de TuAppbogado.es, quienes forman parte de la comunidad de profesionales de derecho que reinventaron su manera de trabajar y que nos indican cuales son los campos más propicios para utilizar la tecnología en el mundo del derecho:

Asesoría Legal Online

La asesoría legal podemos entenderla fácilmente como la emisión de dictámenes fundados en Derecho, con mayor o menor continuidad y extensión, con la finalidad de que el cliente pueda conocer plenamente las consecuencias de lo que ha hecho o pretende hacer. Dicho de otra forma: me planteas una pregunta y te la respondo detalladamente y explicando las consecuencias legales de cada paso dado.

La idea de asesoría legal tiene implícita una relación que se plantea sea larga y duradera entre el abogado y el cliente, o por lo menos el tiempo que dure el procedimiento, y que va más allá de la mera consulta o consejo legal por una duda.

Esto significa que la asesoría legal pretende que dentro del marco de esa relación, el abogado vaya resolviendo las cuestiones jurídicas que se puedan ir planteando. Ponemos un ejemplo, si un cliente necesita saber cuales son los pasos a seguir para la creación legal de una empresa, se pueden hacer dos cosas, la primera es contarle a modo de consejo los pasos a seguir, y en la otra acompañar el proceso de creación de la empresa activamente, en este segundo caso, hablamos de asesoría legal.

Hasta hace unos años, contar con una asesoría legal, implicaba la búsqueda manual de un abogado, el traslado al lugar, el pago por su tiempo y conocimiento, etc. En la actualidad la asesoría legal puede realizarse a menor costo y de manera más ágil mediante el empleo de la tecnología de la información y comunicación, en definitiva, mediante el recurso a la relación online entre abogado y cliente. Lo que sin duda es mucho más sencillo y en muchas oportunidades, mucho más cómodos para ambos.

Derecho Digital

Con la llegada de la era digital, muchas cosas que antes no eran necesarias de considerar se deben considerar ahora. Y así como las tecnologías han cambiado, las leyes han debido adaptarse y buscar proteger a las personas de lo que conocemos como delitos informáticos.

Por ello, los abogados han debido formarse en una nueva rama del derecho que los convierte en garantes de derechos generales de los ciudadanos en Internet, propiedad intelectual, derecho al olvido, protección de menores, protección de datos, derecho a la rectificación; pero también fiscalidad, inversiones de capital riesgo, mentoring legal, desarrollo tecnológico, certificación de productos, etc.

Dentro del sector jurídico, el derecho enfocado en lo digital es uno de los campos de trabajo con mayor crecimiento y expectativas. No es de extrañar que explore nuevas fórmulas para fortalecer su identidad digital.

Servicios legales disruptivos

Los servicios legales disruptivos son muy rentables, pues le permiten a las empresas tener servicios legales alternativos de forma interina. Esto significa que las empresas podían prescindir de tener un equipo legal de forma fija, lo que evidentemente le reporta menos inversión, pues necesitan menos profesionales dentro del departamento.

Estos modelos de asistencia jurídica, realizan actividades como la revisión de contratos o de grandes volúmenes de documentación. También pueden incluir la subcontratación de servicios bajo la dirección de los departamentos jurídicos propios de la empresa, la contratación temporal de varios abogados a través de empresas que ofrecen estos servicios, ya sea para la revisión básica de documentos o para tareas altamente cualificadas.

Este tipo de servicios, es menos rígido, más económico y más competente, por lo que desde hace algunos años, las grandes empresas prefieren contratar este tipo de equipos legales, pues les son mucho más eficientes. Por otra parte, este tipo de servicios no es simplemente una moda, por el contrario es una forma de evolución del trabajo en derecho corporativo, adaptado a un proceso de transformación que hace de lo digital no solo un escenario de cambio, sino también un ámbito de especialización.

¿Qué quiere decir todo esto? Que las grandes firmas de abogados que trabajan de la forma tradicional, a menos que comiencen a generar cambios en sus protocolos y en la manera en la que cumplen sus funciones de asesoría y acompañamiento legal, van a ir desapareciendo, pues serán reemplazadas por este tipo de ofertas que económicamente son mucho más rentables, pero que también son mucho más cómodas.

Abogados al alcance de un click

En la era de las redes sociales no hay horarios y por ende, cualquier potencial cliente podrá acceder a un equipo legal a cualquier hora, en cualquier momento del año y con solo tocar la pantalla del móvil o con dar un click. Lo que significa que las redes sociales son indispensables para posicionar nuestros servicios y que estén al alcance de todos de forma sencilla.

Los bufetes quieren ser visibles y reforzar su imagen corporativa frente a la creciente competencia digital, pues cuando hace 20 años el cliente necesitaba de sentarse a investigar en periódicos o revistas, un bufete que se adaptara a sus necesidades, hoy llegar a él es tan sencillo como entrar en un buscador, colocar la zona en la que vivimos o trabajamos y darle click para conseguir el servicio que solicitamos.

Por ello es importante contar con un buen marketing digital enfocado no solamente a ofrecer los servicios, sino a garantizar al cliente la disponibilidad inmediata en la resolución de sus problemas o dudas. También es muy importante incorporar la confianza, la credibilidad y la buena reputación en el enfoque que tendrá el plan de acción digital, para mantener esa seguridad que siempre ha tenido el bufete tradicional.

El buen manejo de las redes sociales y un buen portal web, son indispensables para comenzar la aventura de ampliar el alcance de una firma de abogados. También es importante contar con especialistas de diferentes ramas del derecho, de forma que el cliente tenga a la mano y de forma rápida el profesional que requiere su caso particular y de explicar de forma sencilla el procedimiento para poder acceder al equipo legal.

Riesgos

Es indiscutible que en todas las cosas de la vida hay riesgos y esto no es la excepción. La Internet da para todo, tanto bueno como malo, y las posibilidades de que precisamente por encontrarnos en un entorno digital, seamos engañados, son elevadas. Sin embargo, si la transparencia y los estándares de calidad se respetan, no debería de haber ningún problema con esta forma nueva de trabajar.

Para generar confianza en el equipo que trabaja en firmas online, se recomienda que el cliente pueda acceder a las acreditaciones del profesional que lo atenderá. Que sienta la certeza de que quien lo acompaña en el proceso legal está preparado para hacerlo y que cuenta con toda la acreditación legal necesaria para ejercer la profesión del derecho.

Es evidente que la era digital trae consigo una serie de cambios que debemos no solamente aceptar, sino abrazar y aplicar para poder evolucionar en el ámbito en el que nos desarrollemos. Así mismo, el derecho se ha visto en la necesidad de adaptarse a todas estas nuevas maneras de aplicar las leyes.

La necesidad de aprender a vivir y trabajar al ritmo de los cambios que nos ofrecen las tecnologías, no solamente nos hace mejores profesionales, sino que le permite a nuestro negocio crecer y ampliar sus horizontes, permitiéndonos llegar más y más lejos. Nadie está diciendo que el bufete tradicional deba desaparecer, pues en ellos se sigue realizando una labor invaluable. Pero si estamos diciendo que la evolución en la forma de ejercer el derecho debe mantenerse corriendo al lado y no detrás de las tecnologías.

 

Deja una respuesta