Pintar un vehículo tiene mucha más complejidad de lo que puedes imaginar

Pintar un vehículo tiene mucha más complejidad de lo que puedes imaginar
16 abril, 2019

Recientemente mantuve una conversación con nuestros amigos de Taller Autobabel, un taller multimarca que utiliza la última tecnología para reparar vehículos, sobre la dificultad de arreglar ciertos trabajos de chapa y pintura, que por suerte o por desgracia ocurren con relativa frecuencia. En esta conversación hablamos de un montón de novedades tecnológicas, y entre toda la innovación hablamos de los últimos avances en pinturas para vehículos, ya que pintar un coche no es algo tan sencillo cómo aplicar una mano de pintura, Y esto es algo que el cliente no entiende, pues a pesar de que exista un daño que visualmente no parece que tenga mucho trabajo, si que lo tiene.

Los profesionales en pintura se encuentran con daños en los que la chapa tiene que ser pulida, reparada y pintada. Por no hablar de aquellos trabajos de pintura específicos pedidos con el cliente, que requieren de tiempo y dinero.

Además las pinturas no son las mismas, pues una buena pintura dura mucho más que una de precio más bajo. Aunque el precio no es el mayor condicionante, pues cómo veremos hay diferentes productos cómo los barnices que también vinculan el resultado.

A la hora de aplicar la pintura tenemos que pensar que se necesitan varias capas, y esto necesita realizar el secado de la pintura. Las cabinas de secado hacen esta función, pero igualmente, contar con una cabina de pintura que proporcione una ventilación y temperatura estable es clave.

No todos los talleres de pintura son capaces de realizar todas las reparaciones de chapa y pintura, y esto es algo que tenemos que saber antes de llevar un vehículo a un taller, pues de lo contrario podemos encontrarnos con chapuzas. Y precisamente las chapuzas en chapa y pintura son las que primero se ven y que generan malas opiniones sobre los talleres y los trabajadores.

Pero volviendo al tema que vamos a tratar en el artículo de hoy, vamos a ver cómo la tecnología también llega a la chapa y pintura. Y esto lleva en un momento en el que el sector del automóvil innova más que nunca, teniendo por delante importantes retos como la mejora de la autonomía de los coches eléctricos, y también la mejora y implementación de los sistemas de conducción autónoma que tantas dudas están generando.

Los últimos avances tecnológicos en pinturas para vehículos

Recientemente, la mayoría de los fabricantes están utilizando robots para la aplicación de la pintura asegurando uniformidad, disminuyendo el tiempo y aumentando la eficiencia productiva. Por otro lado, químicamente hablando, no solo se ha estado buscando innovar en cuanto a los colores, la textura y la apariencia, sino que también los fabricantes cada vez se preocupan más por la resistencia a los climas extremos.

La pintura de los vehículos debe verse bien luego de durar días expuestos al sol o de ser conducidos a través de tormentas de arena o granizo. Debido a lo último, la mayoría de los avances no se ven tanto en la pintura en sí, sino que se están desarrollando en el barniz, también conocido como «sellante» o «clear-coat» en inglés, el cual es el encargado de la protección antes mencionada.

Uno de los más recientes avances es el barniz auto-reparable desarrollado por la reconocida marca Nissan. En este caso, gracias a la capa final colocada sobre la pintura, los pequeños desperfectos que vemos sobre la superficie se reparan automáticamente con el paso de unos pocos días. Esto se logra con el uso de una resina elástica, la cual cubre el espacio creado al ser expuesto al sol.

Ciertas investigaciones, como la del científico Prashant Kamat, han estudiado las propiedades de los recubrimientos basados en tecnología de nano partículas, los cuales son muy usados en los edificios para repeler polvo. Esto involucra retener una carga electroestática. Aunque el nivel de voltaje es muy bajo, el profesor Kamat y su equipo han concluido que la pintura con tecnología de nano-cristales  puede generar energía al aplicarse con cepillos, lo cual es algo inspirador