El cloud computing y las empresas industriales

El cloud computing y las empresas industriales
25 enero, 2019

La importancia que ha adquirido el cloud computing es evidente. Merece la pena conocerlo a fondo y vamos a intentar contártelo. Las aplicaciones, tanto a nuestra vida en general como empresarial y más concretamente a la industria son increíbles.

¿Qué es el cloud computing?

Cuando hablamos de cloud computing lo hacemos de un término que donde se prestan servicios y quedan alojados en Internet. Es una tecnología de lo más avanzada responsable de que todos los archivos, programas e información se encuentren almacenados en Internet como en una nube, donde no tiene importancia la capacidad existente de los dispositivos y los discos duros son prescindibles.

¿Qué ventajas tiene el cloud computing?

La nube cuenta con una serie de ventajas de lo más atractivas, para empresas y usuarios individuales. No es necesario tener que invertir en infraestructuras de nivel, licencias y los pagos son cuotas al mes por usarse sin mayores costes añadidos, lo que es toda una ventaja.

Todo esto permite que se pague únicamente por los recursos que se usan. De igual forma tiene una importante a cesibilidad. Como las aplicaciones a las empresas en la industria o el sector que sea se entregan mediante Internet, las personas que lo usan solo pueden acceder a ellas desde el dispositivo que quieran y en un sitio que tenga conexión e Internet, donde van a poder acceder a la totalidad de los archivos que quiere y en el momento que desee.

Más beneficios del cloud computing como:

  • Los precios son bajos y de gran flexibilidad
  • La seguridad y privacidad son elevadas
  • Se puede trabajar sin que sea necesario una gran capacidad para almacenar
  • Ágil y velocidad en el trabajo
  • Acceso sin límites a toda la información que se quiera
  • Inversión en un producto nuevo y que cambia la forma de entender el almacenamiento

Servicios del cloud computing

La infraestructura como servicio (IAAS)

En este caso hablamos del acceso a una utilización de hardware que encontramos en la nube. L que hace es ofrecer al cliente un espacio a nivel de almacenaje con una capacidad que casi no conoce límites y que solo se va a ver limitada por la capacidad económica que tenga el propio servicio.

La plataforma como servicio (PAAS)

Esta plataforma lo que hace es dar al usuario las herramientas que necesita para hacer desarrollos informáticos, de tal manera que pueda crear aplicaciones y piezas de software sin que sea necesarias estas herramientas en los equipos informáticos.

Entre las grandes ventajas tenemos el ahorro de comprar licencias para desarrollar las herramientas y o existe la necesidad de preocuparse por el mantenimiento que tienen que tener éstas, puesto que el propio servicio es el que se hará cargo de la optimización.

El software como servicio (SAAS)

Si hablamos del software como servicio, lo haremos de un modo fundamental en el cloud computing. Este es un modelo de distribución de software en el cuál un tercero proveedor, es el encargado de alojar las aplicaciones y pasa a ponerlos a disposición de sus clientes mediante Internet.

¿Qué modelos hay de cloud computing?

Hay varios modelos, todo ello dependiendo de la privacidad que deseemos:

  • Nube pública: accedemos a los servicios de manera compartida, pues el que sean públicas no significan que sean inseguras
  • Nube privada: es una nube de utilización exclusiva y privada
  • Nube híbrida modelo que tiene las dos características de las que hablamos antes, pudiendo realizar combinaciones como que parte del servicio va a ser privado y otra compartida

¿En qué empresa confiar?

A nivel de proveedores para confiar este tipo de tecnología para tu empresa, existen en nuestro país firmas de lo más especializadas y que son conocidas por su buen funcionamiento  prestaciones, como Paradigma digital, Beservices e Inforges tienen sobradas características como para cumplir sobradamente su función.

Desde luego que las ventajas que tiene la nube merece la pena tenerlas en cuenta, pues el espacio que se consigue es increíble y no se ocupa más espacio del debido. Opciones modernas y seguras, de las que puede llegar a sacar mucho partido cualquier empresa, sea industrial, de servicios, etc.

Así que ya sabes, si estabas dudando, no lo hagas más, el cloud computing merece mucho la pena y es un paso hacia adelante en cuanto a capacidad y posibilidades para las empresas.