Hormigón, acero, plástico, mimbre, cartón, cuero, pinturas… ningún trabajo podría llevarse a cabo sin ellos. Los mejores materiales siempre dan mejores resultados, y aquellos de baja calidad es difícil que engañen a nadie.