Una puerta: un proceso artesanal

Una puerta: un proceso artesanal
26 abril, 2021

Quizás sea el movimiento que más hagamos al cabo del día sin que nos demos cuenta. Abrir y cerrar la puerta. ¿Por cuántas puertas pasamos al cabo del día? Hagamos memoria. En tu casa tienes puertas para el lavabo, habitación, cocina, salir al portal, abrir el portal. Te metes en el coche y abres la puerta del coche. Vas a trabajar y es el momento de pasar por más de ellas. Sales de trabajar y vas a buscar a tus hijos al colegio, más sesión de puertas. Y por último, si quieres ir a tomar algo, prepárate para traspasar las puertas de bares y restaurantes.

Ya has visto que es una de los elementos más importantes de nuestro día a día y al que menos importancia le damos. Y además hay que saber que la fabricación de una puerta es digna de artesanos. Son muchas las manos que pasan por una para llegar a ser lo que es. Antes de hablar cómo es su construcción, vamos a hacer un poco de cultura.

De dónde viene la puerta

Pues como suele pasar siempre, viene de los romanos. En épocas del Imperio Romano, se procedía a trazar su perímetro mediante un surco provocado con un arado según un viejo rito etrusco. El surco trazado no debía ser traspasado dado su carácter sagrado. Debido a que la gente debía poder entrar y salir del perímetro trazado, resultaba necesario dejar segmentos del perímetro sin trazar, para lo cual se portaba el cuchillo unos metros para determinar el acceso a la ciudad. Posteriormente, al erguirse los muros perimetrales de las ciudades, el segmento en el cual se había alzado el arado adquiría las características de lo que hoy llamamos puerta.

Elementos de una puerta

Nos llama mucho la atención todos los elementos que hay en una puerta. Y la mayoría de ellos, realizados por un artesano. El más conocido es el pestillo, pasador o cerrojo, con el que podemos que bloquear la puerta desde uno de los dos lados.

Bisel, que es el soporte superior con balero para hacer girar una puerta abatible.

Tejuelo, en este caso el soporte inferior que descansa sobre un balín para hacer girar una puerta abatible.

Bisagra, soporte para hacer girar una puerta, pueden ser laterales, descentradas, del tipo de leva excéntrica o techo bajo, para puerta de maroma.

Rodaja, para puerta corrediza sobre piso o para guía de puerta ascendente.

Carretilla, sistema de rodajas para puerta que corren sobre riel colgante.

Pomo , tirador de la puerta. Donde también va la manilla. Todas ellas se pueden hacer en todos los acabados y combinar con manetas de latón o porcelana, pueden verlas en el menú “porcelanas” y “manetas”. Las manillas de puertas son un producto esencial para la construcción o reforma de cualquier vivienda, pero al mismo tiempo, son un producto que puede aportar el diseño y el estilo que el cliente necesita, por eso en una fábrica de manillas de puertas, como pueda ser Manigrip, crean manillas de latón y porcelana.

Quicio, parte de la puerta o ventana en que se asegura la hoja, donde están los goznes o bisagras. De ahí viene la famosa frase de sacar de quicio, que en este caso significa sacar la puerta de su sitio.

Y por último, la llave, que es la herramienta que sirve para abrir la puerta en caso de que esté bloqueada.

Tipos de puerta

Y lo más llamativo es todos los modelos de puerta que tenemos.

Puerta abatible, puede moverse hacia afuera o hacia adentro y el giro de la puerta puede ser con bisagras o con bibel y tejuelo.

Puerta ascendente por secciones, fabricada en paneles de lámina troquelada en colores y figuras diversas, con textura imitación madera rugosa, para darle cuerpo a la lámina, pudiendo ser huecas

Puerta basculante, puede subir en una o dos piezas mediante un par de bisagras especiales o guías de rodamiento con resortes de tensión o contrapesos generalmente de concreto para equilibrar el peso.

Puerta corrediza, con movimiento paralelo, puede ser aérea cuando el riel cuelga del techo o estructura, volada cuando se mueve con rieles de proyección o de piso cuando va sobre una guía o riel.

Puerta egipcia, en forma de trapecio isósceles con el lado mayor en la parte inferior.

Puerta en esviaje, cuando hay una desviación del eje del arco respecto al frente.

Puerta giratoria, utilizadas para impedir la entrada o salida de aire o luz.

Puerta de guillotina, utilizadas cuando hay mucha altura, se equilibra el peso con contrapesos o resortes.

Puerta de maroma, fabricada en una sola pieza mediante, utiliza un par de bisagras especiales con resortes de tensión para equilibrar el peso.

Deja una respuesta