La prevención de riesgos laborales, una necesidad jurídica en la industria de la construcción

La prevención de riesgos laborales, una necesidad jurídica en la industria de la construcción
4 junio, 2020

Una de las máximas responsabilidades de la justicia de cualquier país que se precie es la de apostar por la seguridad laboral de todos y cada uno de los trabajadores  que se desempeñan en el interior de sus fronteras. Cuidar de las personas es, a fin de cuentas, algo que resulta imprescindibles por parte de una sociedad y eso no solo depende de los Gobiernos, sino también de una parte tan importante de nuestra sociedad como lo es la justicia, sin la cual no se comprendería la civilización del siglo XXI.

Todos y todas somos conscientes de que existen empleos en los que hay un riesgo que es superior al de otros. Y que es imprescindible mejorar todo lo que tenga que ver con la seguridad laboral en esos empleos para evitar que se puedan producir desgracias de todo tipo, como así ha ocurrido a lo largo de nuestra Historia. Uno de esos empleos es el de la construcción, que presenta características que hacen realmente necesario que se pongan todas las medidas posibles para evitar accidentes y muertes. Y es que no hay derecho para que sucedan estas cosas, que por desgracia han sido habituales durante décadas pasadas.

La prevención de riesgos laborales es un asunto que atañe a la justicia de una manera realmente importante. Y, en lo que respecta a la construcción, todavía más. Una ponencia conocida como «La prevención de riesgos laborales en la construcción. La ley de subcontratación«, mencionaba alguno de los puntos básicos a este respecto poniendo de manifiesto la relevancia que tiene un tema como este dentro del sector y el papel tan determinante que juega la justicia ante una necesidad como es proteger a los trabajadores que se desempeñan en altura.

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo es una de las instituciones en las que más se trabaja en este sentido. Una de sus publicaciones, que os enlazamos a continuación, habla de la seguridad laboral en las obras de construcción menores que no necesitan un proyecto. Porque también estos son casos en los que se han venido produciendo accidentes laborales que han quebrado y arruinado vidas. Es importante regular cada aspecto que tenga que ver con la construcción y no dejar ningún cabo suelto. Podría ser un error fatal del que la justicia terminara haciéndose responsable más pronto que tarde.

Un asunto como lo es la protección de la seguridad laboral en un entorno como el de la construcción es elemental y es una de las cuestiones que los abogados especialistas en derecho laboral se toman más en serio. Los profesionales de Martín Laucirica, que cuentan con especialistas en este ámbito, nos han comentado que esta rama del derecho es una de las que más trabajo genera en los últimos tiempos en un entorno como lo es la construcción. Y es que es necesario garantizar la protección en altura que regulan las diferentes leyes que son de aplicación para esta actividad.

Una estrategia que debe ser común en todo el espacio europeo

No cabe la menor duda de que es imprescindible que todos y cada uno de los países que conforman la Unión Europea se muestren de acuerdo en todo lo que respecta a la legislación en materia de derecho laboral. Porque se trata de un asunto que no solo debe se resuelto en un país como el nuestro, sino en otros muchos en los que los trabajadores también necesitan sentirse protegidos y saber que no hay motivo alguno para temer por su integridad física. Es humano y es obligatorio proporcionar esta seguridad.

Por eso, es vital que exista una estrategia común en el espacio europeo, pero hay que ser mucho más ambiciosos y tratar de que la regulación que afecta a esta materia empiece a vislumbrarse en el mundo entero. Porque los países en los que la pobreza es orden del día es evidente que este tipo de asuntos queda relegado a un segundo plano. Y esa es una noticia que no le puede gustar a nadie, especialmente si tiene conexión con el mundo y la industria de la construcción. Si la construcción quiere seguir siendo importante en el espectro global, tiene que garantizar el cuidado a sus empleados.

Si de verdad vivimos en un mundo civilizado, tenemos que hacer posible que la protección de los trabajadores llegue a todos y cada uno de los rincones de esta Tierra. Y empezar por la construcción, cuyos empleados pueden estar sometidos a más riesgos que la mayoría de trabajadores de otros sectores, es una muy buena manera de empezar a dar ejemplo y a demostrar que es posible conseguirlo. Desde luego, de esa manera conseguiremos al mismo tiempo un mundo mejor y mucho más justo para los empleados de esta industria.