Cuidado con la humedad en el hogar. Puede ser peligrosa

Cuidado con la humedad en el hogar. Puede ser peligrosa
21 junio, 2019

Los problemas de humedad afectan a buena parte de las viviendas del país, pero sus consecuencias, van más allá del mal olor, el estropicio de prendas, mobiliario y electrodomésticos o las horrorosas manchas en paredes y techos. Los habitantes de las casas afectadas, también corren peligro. Su salud está en riego y en muchos casos, ni siquiera saben que están ante un caso grave de humedades. El moho que produce el exceso de humedad puede ser tóxico, ¿lo sabías?, Pues bien sí, no se trata de una simple cuestión estética. Además de afear tu casa, el moho puede favorecer la aparición de enfermedades como alergia, sinusitis o asma.

¿Has visto manchas de color negro o verdoso en las paredes, las baldosas o las cortina de la ducha? Pues bien, si es así, entonces tienes humedad en casa. Pero tranquil@ si la detectas a tiempo, podrás evitar que el moho se instale en tu hogar. Si el problema está muy extendido, lo notarás por el fuerte olor a cerrado que desprende. Ante un problema de humedad, existen soluciones y tratamientos concretos en función de cada caso, nos dicen en Plan It, Arquitectos Técnicos especializado en el tratamiento de humedades y desecación de paredes. Son técnicos especialistas con amplia experiencia, y tras realizar un diagnóstico, te enviarán un informe y presupuesto para solucionar el problema cuanto antes, ya sea esta provocada por condensación, por capilaridad o por cualquier otro asunto.

Si tienes un problema de humedades, solucionarán tu problema rápidamente y sin ocasionarte ningún trastorno. Esto lo pueden asegurar cientos de clientes satisfecho, como Mauro, que afirma: “terminaron con los problemas de humedades que teníamos en la vivienda, y hasta se nota en el ambiente, la calidad del aire de la casa ha mejorado un montón. Estoy encantado, y además, su equipo de profesionales me trató de maravilla”. Y es que no hay mejor publicidad que la de un cliente satisfecho.

Las causas del crecimiento del moho en tu vivienda

La humedad es el caldo de cultivo para que prolifere el moho, cuyas esporas se expanden por el aire y se instalan en la ropa, papel, madera, yeso u otras superficies, dando lugar a esas espantodas manchas. Independientemente de la presencia de agua, la humedad en el hogar puede aparecer siempre que exista una humedad ambiental del 80%. Esta es razón suficiente para que el moho se desarrolle.

Prevenir la humedad en casa

  1. Ventilar la casa cada día, durante e verano, por la mañana, y en invierno, durante las horas de más sol, y sobre todo, ventila bien los baños y cocinas e interiores en los que dejes secar ropa. Si no tienes ventanas, puedes usar un deshumidificador.
  2. Secar tras limpiar, con un trapo seco que elimine la humedad de las superficies. Así, evitarás que se condense el agua en el ambiente.
  3. Ofrece un correcto mantenimiento a lavadoras, lavavajillas o cafeteras, a fin de evitar la proliferación de hongos.

Si ya tienes humedad instalada en tu vivienda, limpia inmediatamente, ya que el moho puede crecer rápidamente, y desinfecta, protegiéndote previamente con ropa, guantes y mascarilla y emplea una dilución de hipoclorito sódico de uso doméstico (cloro) y un cepillo de cerdas duras, después enjuaga con agua y seca rápidamente con un secador.

Cómo puede afectar el moho de tu vivienda a tu salud

1. Problemas respiratorios

El moho es un hongo que produce esporas, que se propagan por el aire y al respirar entran en los pulmones, lo que puede provocar problemas respiratorios, especialmente en las personas que ya los sufren en las asmáticas.

2. Reacciones alérgicas

Algunas personas son alérgicas a las esporas del moho, y en muchos casos, no lo saben. Los principales síntomas son picor de ojos, lagrimeo constante, congestión nasal, etc. Si tú o alguno de los tuyos nota alguno de estos síntomas, acude cuanto antes a tu médic@, que te dará la mejor solución para tu caso. Y por supuesto, ponte en contacto con una empresa especializada para eliminarlo.

3. Dolores de cabeza.

Las migrañas o cefaleas tensionales crónicas, se agravan ante la presencia de la humedad excesiva en el ambiente. Además, puede provocar dolores de todo tipo, principalmente en los músculos y los huesos, como artritis o artrosis, osteopenia u osteoporosis.