El transporte de mercancías por carretera servicio base de muchas industrias españolas

El transporte de mercancías por carretera servicio base de muchas industrias españolas
11 junio, 2019

Toda empresa industrial, se dedique a la actividad concreta que se dedique, tiene unas necesidades logísticas y de transporte que condicionan de una manera más que evidente su rutina. Hoy en día, todo lo relativo a este transporte y logística ha adquirido una importancia que es tremenda, sobre todo debido a que la competencia entre las empresas ya no tiene nada que ver con la calidad y el precio de sus productos, sino más bien con la rapidez con la que se entregan.

Hoy en día, se trabaja de una manera que es más rápida que nunca. La rapidez es lo principal y eso ha revolucionado el sector de la industria, así como el relativo al transporte y la logística. Sin elementos como estos, es imposible que una empresa pueda conseguir sus objetivos tanto a corto como a largo plazo. De ese transporte rápido y seguro dependen todas sus esperanzas de crecimiento y de éxito. Sin él, parece bastante complicado que se puedan cumplir sus expectativas.

La pregunta que todo el mundo se hace es qué tipo de transporte resulta más eficiente en los tiempos que corren. Hay muchas versiones al respecto, pero en el mundo industrial ya empieza a tenerse clara cuál es o debe ser esa elección. El elegido no es otro que el transporte por carretera, que según los expertos se ve beneficiado por el hecho de llegar de manera exacta hasta la plataforma o el almacén en el que hace falta la mercancía, algo que no pueden conseguir ni el transporte de mercancías por avión, por ferrocarril o por barco. Y es que siempre hace falta un camión para transportar una mercancía.

El portal web OnTruck informaba, en uno de sus artículos, el porqué de que el transporte por carretera sea hoy en día mucho más eficiente en lo que tiene que ver con las mercancías. En el artículo se destacan tres motivos:

  • La mejora en lo que tiene que ver con la industria automovilística, que ahora es más eficiente.
  • La optimización de las rutas, que sin duda es fundamental para llevar a buen puerto todo aquello de lo que estamos hablando.
  • El reciclaje y las vías verdes, que cada vez van ganando más peso.

Quizá sea este uno de los motivos por los cuales haya crecido el transporte de mercancías por cuarto año consecutivo en España, algo de lo que se hizo eco el portal web Alimarket. No cabe la menor duda de que los resultados de este modelo de transporte de mercancías están siendo muy buenos y de que ese es el motivo por el que cada vez más empresas deciden apostar por él a la hora de distribuir sus productos. Y es que lo que funciona no ha de ser tocado.

Las empresas de carácter industrial tienen clara su preferencia en cuanto al tipo de transporte en el que deben distribuir sus mercancías. El transporte por carretera es el elegido por la mayoría de ellas según nos han informado desde Cargolink, una entidad dedicada precisamente a este tipo de labores. El motivo es que, siendo la rapidez y la seguridad de los productos que se transportan las condiciones más importantes a día de hoy para las industrias, el transporte terrestre es el que más se adecua a sus condiciones.

Una tendencia que va a seguir siendo real

No parece que el transporte terrestre vaya a tener muchos problemas a la hora de mantener ese potencial que viene demostrando en los últimos tiempos. La confianza que hay puesta en él es mucha y elementos como la mejora de las rutas, del que ya hemos hablado, van a jugar un papel bastante relevante en lo que tiene que ver con el mantenimiento de la apuesta por este tipo de transporte. Desde luego, es lo que haríamos prácticamente todos y cada uno de nosotros para mantener la eficiencia en nuestra empresa.

Para ser competitivos en el mercado actual hay que apostar por lo que de verdad funciona. Y, en términos de transporte de mercancías, hay un medio que funciona a las mil maravillas y que llega prácticamente a todos los sitios. Es el camión, que no solo es la manera de transportar más eficiente sino también la más barata. Confiando en él, las opciones de que una industria o un determinado comercio funcione son mucho más altas.