Traduce tu página web a varios idiomas y aumenta tu popularidad online

Traduce tu página web a varios idiomas y aumenta tu popularidad online
4 diciembre, 2017

El desarrollo de la tecnología de la información en los últimos años, es imparable, y esto gracias, en buena medida a las increíbles ventajas que estas suponen: velocidad, impacto visual, manejabilidad, bajo costo, etc… Y a la vez, permite a la industria y el comercio, traspasar sus fronteras y abrirse al mercado internacional, y de esta forma poder vender sus productos y servicios a cualquier rincón del mundo. En este contexto, la traducción de páginas web es fundamental, y no solo en el sector industrial, sino también en otros campos como es el caso de la cooperación internacional, la ecología o la economía. Es decir, se hace necesario un entendimiento mutuo que solo se consigue con un idioma común, normalmente el inglés debido a su uso popularizado, y en menor medida otras lenguas como el alemán, el francés, el portugués o el chino. Que quede claro que todo el mundo tiene todo el derecho a utilizar su propio idioma en su página web, pero para llegar a un público más amplio, la traducción se hace total y absolutamente imprescindible.

No te quedes atrás y aprovecha la oportunidad de darte a conocer a nivel internacional. A fin de cuentas estar en internet ofrece la posibilidad de llegar a cualquier parte el mundo en un solo click, no desaproveches la oportunidad de hacerlo y aumenta las ventas y beneficios de tu negocio.  Traduce el contenido de tu página web a varios idiomas y tu mensaje llegará con éxito a todos los clientes potenciales, aumentando así el volumen de tu negocio. En Jti, traductores jurado, pueden ayudarte. Aquí te ofrecen el mejor servicio de traducción a más de 30 idiomas: Alemán, árabe, bielorruso, búlgaro, catalán, checo, chino, coreano, croata, danés, euskera, finés, francés, gallego, griego, hebreo, húngaro, inglés, italiano, japonés, latín, lituano, macedonio, neerlandés, noruego, persa, polaco, portugués, rumano, ruso, serbio, sueco, ucraniano…

La traducción automática es una buena solución pero que todavía presenta fallos, y aunque existe cierta tendencia a confundirla con la traducción asistida por ordenador, lo cierto es que parten de diferentes enfoques,  no producen los mismos resultados y se utilizan en contextos distintos.

La traducción automática es un procedimiento mediante el cual una máquina traduce un texto de un idioma a otro, que pueden incluir herramientas de ayuda a la revisión, que proporcionan la lista de palabras desconocidas y permiten marcar las palabras o partes del texto que no necesitan ser traducidas traducción, además de mostrar posibles alternativas en los casos de ambigüedad o polisemia.

En cambio, la traducción asistida por ordenador se basa en el empleo de ciertas herramientas para ayudar al traductor de forma precisa y rápida, como por ejemplo, las bases de datos terminológicas y memorias de traducción. Principales errores en los sistemas de traducción automática

Principales errores en los sistemas de traducción automática

  • Impropiedades terminologías, ya que los términos aparecen términos traducidos en su acepción más general.
  • Repeticiones, que requieren una corrección de carácter estilístico que el TA no distingue y no puede realizar, ya que no acostumbra a  utilizar sinónimos.
  • Extranjerismos
  • Palabras sin traducir
  • Errores en la traducción de metáforas
  • Alteración de la puntuación, lo cual dificulta la debida entonación y el sentido de la frase, lo que puede dificultar la comprensión.
  • Uso incorrecto de las preposiciones, al ser demasiado literal.
  • Uso incorrecto de los tiempos verbales.
  • Muchas veces la traducción carece totalmente de sentido, presenta incoherencia discursiva y no permite entender el texto, o falsos sentidos y errores que impiden la correcta comprensión del texto.
  • Calcos léxicos y sintácticos.
  • Alteración del orden de las palabras.

Todos estos fallos impiden entender el texto en su totalidad, por lo que estas herramientas resultan muy para la traducción del texto por partes, pero no íntegramente, ya que por norma general no suelen realizar una traducción correcta, lo que dificulta la comprensión y la lectura distendida del texto en cuestión. En cuestiones de calidad, confía en las personas, las máquinas son fantásticas, pero carecen de la creatividad del lenguaje humano, lo que no permite la traducción en su contexto.

Da un paso más en internet y traduce tu página web.