Barcelona: Una máquina de industria turística

Barcelona: Una máquina de industria turística
29 noviembre, 2017

Pese a que la situación política no sea la adecuada, Barcelona sigue siendo una máquina de generar turismo. La gente es lista y sabe que en esta ciudad puede encontrar un sinfín de ocio, de lujo y de bellezas naturales para su disfrute, y eso pese a los políticos que son los encargados de fastidiar todo. Los datos no mienten y Barcelona es la capital más elegida por los turistas.

Londres, Estambul y Barcelona ocupan los primeros puestos de la lista de ciudades europeas donde los turistas extranjeros gastan más dinero, según un estudio difundido hoy por el Consejo Mundial de Viaje y Turismo (WTTC, en inglés), que sitúa a Madrid en el decimotercer lugar con un gasto del visitante de unos 6.100 millones de euros. Y no nos extraña porque es una ciudad encantadora.

Turismo de lujo

Además la ciudad condal se ha convertido en el lugar perfecto para realizar turismo de lujo. Ahora mismo en España ocupa el primer lugar, aunque Marbella ya le pisa los talones. Hace poco pudimos ver al crucero más grande del mundo, donde el precio de estancia cada semana es de 999 euros, para redondear los 1.000 euros.

Entre los motivos para la creciente popularidad de Barcelona, está la inmensa oferta de la ciudad. Tiene una combinación de elementos muy atractiva para todos los viajeros y la gastronomía es muy destacable. Según el estudio, entre las preferencias del turismo de lujo destaca contar con una buena oferta gourmet y vinícola en su destino vacacional y una buena localización. En el ránking de las ciudades preferidas por los turistas de lujo, por detrás de Nueva York y Barcelona se encuentran, por este orden, Roma, Venecia, Florencia, París, Ámsterdam, Viena, Dublín y Copenhague.

Tipo de alojamiento

A la pregunta de qué tipo de alojamiento valoran elegir de cara a sus vacaciones en los próximos dos años, el 76% de los viajeros responden que un crucero, el 73% que un hotel de lujo y el 70%, una cadena hotelera. Y no me extraña que elijan los hoteles de lujo porque en Barcelona hay auténticas maravillas, como por ejemplo, el Boria BCN. Está ubicado en Barcelona centro, dispone de 11 habitaciones de distintas categorías y apartamentos turísticos de tipo loft en unos de los barrios más vibrantes de Barcelona, con un profundo poso histórico y una gran vocación de modernidad. El huésped puede sumergirse en el barrio de El Born, y visitar la Basílica de Santa María del Mar, el Museo Picasso, el mercado de Santa Caterina o las tiendas más actuales, dando un agradable paseo por sus encantadoras y céntricas calles.

Según el estudio, el 83% de los viajeros seguidores de las guías de destinos y hoteles de lujo tienen unos ingresos medios anuales de aproximadamente 128.000€ y realizan una media de entre uno y cuatro viajes al año, entre salidas de larga estancia, viajes de menos duración y escapadas de fin de semana. Por eso es importante apostar por este tipo de turismo, ya que aunque pueda sonar un poco ostentoso, genera mucha riqueza y no hay que olvidar que crea empleo directo e indirecto.