Los mejores contenedores para mi mercancía

Los mejores contenedores para mi mercancía
28 enero, 2017

Tengo una empresa de coleccionismo de automóviles y tenemos gran cantidad de recambios, en especial de vehículos populares. Algunos vehículos lo pasan ya bastante mal para encontrar recambios y no nos tenemos que ir a los coches de los años 40, hablamos de ochenteros o noventeros como pueda ser un Renault 21.

Es un problema más común de lo que creemos y por eso vimos el nicho. Así que buscamos en países donde sí que hay más recambios al haber estado fabricándose los modelos durante más años. Esto por ejemplo pasa con los Renault 18 en Argentina, los cuales se estuvieron fabricando más años que en Europa.

Para conservar todos estos recambios y transportarlos. Teníamos que confiar en una empresa que fuera realmente seria. Necesitábamos la mejor conservación y que no fallaran en la entrega de los Roll containers o contenedores metálicos.

En el sector tenía buena fama SUMAL, que es una empresa que se dedica a la fabricación de roll container y  contenedores que se fundó en 1989, teniendo su sede y centro para producirlos en Rubí (Barcelona). Así que confiamos en ellos, puedes nos daban las soluciones que buscábamos.

Nos atrajo la idea de que por encima de todo era bastante experimentada, pues contaba con más de 25 años trabajando en el sector y dando un servicio de calidad en contenedores industriales y ofreciendo precios muy competitivos. Esto hace que sea una empresa que tenga miles de clientes, tanto dentro como fuera de España.

El negocio funciona muy bien gracias a Internet, puesto que, de no ser así, sería complicado que sobreviviese. Este tipo de negocios funcionan bien estando a nivel estatal. Ni en una gran ciudad española como pueden ser Madrid o Barcelona, conseguiría ser rentable.

Coleccionistas por todo el mundo

Existen muchos coleccionistas y amantes de los clásicos, pero muy repartidos por toda nuestra geografía. Aunque hemos tenido unos años muy malos, los amantes de los clásicos han aguantado y han seguido manteniendo nuestro negocio en pie. No es nada fácil hacer una apuesta como la que hicimos, pero por fortuna ha salido fenomenalmente.

Una de las cosas más agradables es cuando los clientes nos llaman y nos cuentan sus peripecias, bien para conseguir el modelo en cuestión o por no necesitar esas piezas que afortunadamente en la mayoría de las ocasiones encuentran en nuestro almacén.

Sinceramente creo que nuestra empresa cumple una labor muy importante para todos los amantes del vehículo clásico. Las marcas realmente viven para el día a día, vender coches y durante unos años mantienen el servicio, pero pasados unos años, comienzan cada vez escasear los recambios.

Esto no ocurría tanto hace años, pero actualmente los modelos cada vez cambian en menos tiempo, lo que produce el efecto de que es más fácil que una compañía opte por dejar de seguir fabricando estos modelos.

Nosotros somos los que intentamos por a o por b, que estos coches históricos, con independencia del caché que tengan, pueden seguir circulando. Realmente es interesante y gratificante luego ir a las concentraciones (nosotros mismos somos coleccionistas) y ver cómo la gente agradece tu labor diaria.

 

Deja un comentario