Evolución de la industria de radio control

Evolución de la industria de radio control
28 enero, 2015

Si echamos un vistazo hace unas cuantas décadas atrás, seguro que nos vemos manejando un coche radio control. Pero como todo en la vida, evoluciona, y actualmente este sector, poco o nada, tiene que ver con lo que era antes. Solo hay que echar un vistazo por páginas webs o tiendas especializadas para comprobarlo. Pero no solo pasa con los coches, también se puede ver con los helicópteros radio control.

Son ya muchos años los que me llevo dedicado a coleccionar este tipo de vehículos, y ya se sabe que coleccionar es un instinto humano básico y muy antiguo, propio de personas organizadas, cuidadosas y un punto obsesivas. Una colección puede convertirse en una pasión de por vida, con todo lo que ello implica. Y esto me ha pasado a mí.

  • Hay que recordar que los primeros vehículos a control remoto no fueron hechos para la venta al público. Aunque pueda sonar raro, pero pasa con muchas cosas, estos objetos se hicieron para batallar en la guerra. Los alemanes utilizaron misiles teledirigidos durante la Segunda Guerra Mundial. Los primeros vehículos de uso civil fueron aviones a control remoto. Éstos aparecieron por primera vez en la década de 1950, eran voluminosos y tenían capacidad de corto alcance. Las baterías eran grandes e ineficientes. Pero lejos de hacer olvidar la pasión, esto creo más adeptos.
  • La década de los 60 es la de la explosión. Los aviones a control remoto comenzaron a popularizarse, y se hicieron avances en relación a su modernización y refinamiento. También, los primeros coches radio control se vieron en esa década, y generalmente era proyectos de bricolaje. El motor a gasolina de un avión a control remoto fue colocado en un coche de juguete,y así nació este pasatiempo.
  • En los 70 llega la fiabilidad. Las compañías comenzaron a fabricar nuevos modelos, tamaños, características y potencias. La primera producción de helicópteros a control remoto a disposición del público general se llevó a cabo a principios de 1972.
  • Mientras que en los 80, entraron al mercado nuevos vehículos y tamaños. Además, se fabricaron vehículos con capacidad de desplazamiento impulsados por gasolina, por electricidad o por nitro.
  • Actualmente, lejos de desaparecer el interés, sigue creciendo. La profesionalización de los coches a radiocontrol como disciplina deportiva ha alcanzado altos grados de especialización y de calidad en la última década. De los párkings cerrados y áreas abiertas, se ha pasado a trazados habilitados específicamente para la práctica deportiva y lúdica de esta actividad. De esta forma, a lo largo y ancho de la geografía nacional se reparten circuitos por Madrid, Cataluña, Castilla León, Castilla La Mancha, Asturias, Galicia. Incluso hay un alto grado de profesionalización. Además, España puede presumir de contar con pilotos punteros en las pruebas internacionales.
  • Pero lo que tiene más pegada son los drone por radio control. Incluso se están utilizando para publicitar empresas o para otro tipo de asuntos, como por ejemplo, la mensajería.

Como puedes ver, el sector del radio control, pese a lo que se pueda imaginar, sigue evolucionado en nuestro país. Cierto es que ya no se emplea para que el niño se divierta en el parque, ya que todo este mundillo está dando un giro tremendo hacia la profesionalidad.

Deja un comentario